Foto: Midchel Meza

La Calculadora de la Desigualdad es una herramienta desarrollada por el equipo de Ojo-Público y Oxfam que ayuda a hacer más visible la enorme diferencia que existe entre el valor del tiempo trabajado de una persona con ingresos bajos y una con remuneraciones elevadas en América Latina.

Para hacer el ejercicio, el visitante del sitio calculadora-de-la-desigualdad.ojo-publico.com debe de escoger un país de entre 15 naciones disponibles, anotar los ingresos mensuales de todos los integrantes de su vivienda y mencionar cuántas personas dependen de esta suma. Con sólo estos tres datos la calculadora determina el sector económico al que pertenece, cuánto tiempo tardaría para alcanzar el ingreso de un multimillonario, y cuánto tiempo le llevaría a un multimillonario obtener sus ingresos, regularmente son horas o minutos.

“En Honduras, al sector más pobre de la población le tomaría más de 600 años adquirir los ingresos que recibe un multimillonario en este país”, aseguró Nelly Luna Amancio, coordinadora del proyecto, en entrevista para este blog.

Entrevista con Nelly Luna Amancio

 ¿Qué es la calculadora de la desigualdad?

Es una aplicación periodística que desarrollamos en Ojo-Público para poder comparar y volver a conmover al lector sobre las diferencias que existen entre los ingresos que reciben los sectores más pobres de la población de 15 países de América Latina respecto a los ingresos que perciben los grupos más privilegiados: los ricos. Lo que se hace es comparar los ingresos y evaluar el tiempo que le tomaría a una persona de un grupo más pobre alcanzar los ingresos de un multimillonario.

¿De qué sirve esta herramienta y por qué les interesó hacerla?

Porque queríamos visibilizar de una manera más lúdica la enorme brecha de ingresos que existe entre los más pobres y los más ricos en América Latina, que es el continente más desigual del mundo respecto a la distribución de ingresos.

Decidimos hacerlo en este momento porque está iniciando un nuevo gobierno en Perú (el país donde inicia esta aplicación), y creo importante revisar qué políticas están implementando los nuevos gobiernos para reducir esta desigualdad. Especialmente cuando organismos multilaterales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional ya advirtieron que la desigualdad sí puede ser una amenaza para el crecimiento económico de Latinoamérica.

¿Nos puedes mencionar dos ejemplos de dos países distintos donde se evidencie la desigualdad latinoamericana?

Además de las enormes diferencias, lo que nos revela la Calculadora de la Desigualdad es la acumulación de las fortunas en muy pocas manos. Por ejemplo, en Honduras, al sector más pobre de la población le tomaría más de 600 años adquirir los ingresos que recibe un multimillonario en este país. En Bolivia, otro de los países más desiguales, ocurre algo similar: al sector más pobre le tomaría al rededor de 400 años adquirir los ingresos del más rico, y en este caso la fortuna que acumulan los multimillonarios en Bolivia representa casi el 100 por ciento de su Producto Interno Bruto.

¿Cómo se hizo la Calculadora de la Desigualdad?

Para desarrollar la calculadora lo que hicimos fue aliarnos con Oxfam, una organización que impulsa temas de desigualdad, y se tuvieron en cuenta dos informes:Privilegios que niegan derechos, en el que se analiza la desigualdad en América Latina, y Ultrariqueza en el mundo, de The Boston Consulting Group. Con esta información lo que Oxfam hizo a través de una metodología fue establecer el ingreso per cápita de un multimillonario y de los diferentes sectores económicos en 15 países de América Latina.

Una vez que la información estuvo consolidada y validada por la Cepal, en Ojo-Público desarrollamos un algoritmo que permitía dividir los ingresos de cada usuario en cualquiera de los 15 países, entre el ingreso de los multimillonarios de su respectivo país. Así, al final lo que la calculadora nos iba revelando era el tiempo que le tomaría a cualquier usuario trabajar para obtener los ingresos de un multimillonario en su país.