(Fotograma de la película cubana Conducta)

A propósito de la fiebre cinematográfica que se vive desde hace días por la entrega de los premios Oscar, nos sumergimos en el cine latinoamericano para seleccionar cinco producciones recientes que narran las múltiples caras de la desigualdad social de esta región.

Estos largometrajes de Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba y Chile cuentan las historias de una empleada doméstica en Sao Paulo, un estudiante santiaguino próximo a partir a Europa,  un grupo de artistas callejeros de Medellín que sueña con recorrer Latinoamérica, un adolescente cubano que trabaja para mantener a su mamá y las luchas diarias de las mujeres bolivianas dedicadas a la minería.

  1. El primero de la familia 

A través de los sueños y dificultades de un joven universitario, esta película narra la cruda desigualdad que sufren cientos de familias en Chile.  Tomás vive en un barrio pobre de Santiago y es el primero de su núcleo en obtener título universitario y una beca para estudiar en Europa. Los días previos a su viaje son un retrato del paupérrimo sistema de salud público, del hacinamiento en una vivienda en condiciones precarias, del abuso laboral y de la agonía que sufren los chilenos más pobres en su subsistencia diaria.

El filme se estrenó en noviembre pasado y busca desmitificar a Chile como el paraíso de oportunidades de América Latina. Logró el premio a mejor director en una competencia cinematográfica nacional y ha sido presentado en los festivales de cine de Sao Paulo y Viña del Mar. Además, parte de su posproducción fue posible por el estímulo que ganó en el Festival Internacional de Cine de La Habana.

  1. Una segunda madre (Título original en portugués: Que Horas Ela Volta?)

Val trabaja como empleada doméstica para una familia acomodada de Sao Paulo. Además de cocinar, tiene que limpiar, cuidar el perro y ser la niñera del hijo de sus patrones. Aunque ellos la consideran casi parte de la familia, el trato que recibe demuestra que, en realidad, es una ciudadana relegada a hacer el trabajo más duro del hogar. Un rasgo aún más evidente desde que su hija comienza a vivir con ella.

Que Horas Ela Volta? fue una de las apuestas de Brasil para entrar a la lista de nominados al Oscar en la categoría de películas extranjeras en 2016. Pese a no ser escogida por la Academia y a las críticas mixtas que ha recibido, el filme logró impacto en Brasil y en el circuito de festivales de cine independiente por mostrar otras características de la pobreza paulista, más allá de las ya clichesudas narraciones de narcotráfico y favelas.

  1. Los Nadie

Este largometraje, protagonizado por actores naturales colombianos, cuenta las historias de cinco jóvenes que se ganan la vida haciendo malabares en las calles de Medellín y sueñan con recorrer Surámerica para sentirse vivos experimentado lo desconocido. Pero realmente detrás de ese anhelado viaje lo que hay es un interés por no sentirse más invisibilizados e incomprendidos en una ciudad hostil.

La película ganó el año pasado el Premio del Público en la Semana de la Crítica del Festival Internacional de Cine de Venecia. Antes se había ganado una convocatoria del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico de Colombia, para su finalización.

  1. Conducta

Chala tiene 11 años y una vida desdichada: su madre es drogadicta, no conoce a su padre y debe criar perros para tener comida en su mesa. La única luz en su vida pareciera ser su maestra de escuela, que lo cuida como si fuera su hijo y termina arriesgando su trabajo por él.

Filmada en los barrios Centro Habana, Cerro y La Habana Vieja, Conducta muestra la lucha de una profesora contra los dogmas del sistema educativo y retrata una niñez en la que la felicidad es una conquista diaria.

Este crítico retrato de la Cuba castrista ha convertido a Conducta en una de las películas más polémicas de la isla, pero también una de las más aclamadas y premiadas por la crítica internacional. El filme logra evidenciar, más allá de la educación,  la degradación del proyecto socialista de los hermanos Castro. Especialmente el soporte fundamental que tanto proclamaron: la solidaridad humana.

  1. Las mujeres de la mina

Este documental narra las historias de Lucía Armijo, Francisca González Santos y Domitlia Barrios de Chungara, tres mujeres bolivianas que viven y trabajan en las minas del Cerro Rico de Potosí.

Más allá de la cotidianidad de estas bolivianas, el filme busca retratar a través de ellas  las condiciones desiguales en las que viven las mujeres latinoamericanas, y sus luchas para lograr superar la pobreza, la discriminación étnica y la inequidad por el hecho de ser mujer.

El documental se ha presentado en distintas salas de Europa y América Latina y ha recibido una docena de premios en Cuba, México, Bolivia, Ecuador, entre otros países. Además, cuenta con la participación del fallecido escritor uruguayo Eduardo Galeano, quien hace un análisis poético de las condiciones laborales de las mujeres mineras.

  • Carlos

    La polémica que supone el editor de la nota, respecto al tema de Cuba en la Película “Conducta”, es propia de un prejuicio, y está descontextualizado por completo. No es el modelo Castrista el que se degrada sino la situación hegemónica externa que a este que lo violenta. Hay que hacer una correcta interpretación de la situación y practicar un poco de imaginación sociológica y política sin extrapolar. Polémico es que un modelo tan exitoso haya durado tanto.