Encontrar fuentes que ayuden a evidenciar la inequidad, más allá de las interpretaciones y especulaciones, es uno de los retos que enfrentan los periodistas al cubrir la desigualdad en Iberoamérica. A ellos les presentamos una propuesta de investigación y un directorio de fuentes para que tengan un punto de partida a la hora de escribir sobre pobreza, acumulación de capitales y repartición inequitativa de la riqueza.

El periodista argentino Martín Caparrós, autor de la obra El Hambre -que retrata los problemas de acceso a los alimentos en el mundo-, propone una fórmula para lograr textos bien documentados y narrativamente atractivos:

Historias + datos + análisis

Para lograr una combinación equilibrada de esos tres ingredientes, he aquí algunas claves y fuentes.

Datos y más datos

Aunque no siempre son fáciles de digerir ni para el periodista ni para el lector, son necesarios para que la historia tenga argumentos sólidos y ofrezca una clara imagen de una situación más allá de las opiniones.

Uno de los periodistas estadounidenses especializado en el cubrimiento de la desigualdad es Alex Kotlowitz. Su libro There Are No Children Here: The Story of Two Boys Growing Up in the Other America fue seleccionado por la Biblioteca Pública de Nueva York como una de las 150 publicaciones más importantes del siglo XX. En él, Kotlowitz narra la vida de dos jóvenes que crecieron en la Chicago de la década de los 80 en condiciones vulnerables.

Kotlowitz explica que los periodistas necesitan estadísticas para cubrir la inequidad porque:

-Acaban la retórica y ayudan a ir al meollo del asunto

-Persuaden a las audiencias escépticas

-Permiten definir quiénes son los protagonistas de las historias periodísticas

Para armar esa fotografía, los sistemas estadísticos de las organizaciones internacionales o de las agencias estadísticas estatales son un buen comienzo.

  • Estadísticas de organismos internacionales

No siempre están actualizados o completos, pero suelen ofrecer un panorama global y regionalizado sobre la desigualdad. Especialmente, son una ayuda para periodistas cuyos países no tienen leyes de transparencia vigentes o, pese a tenerlas, es poca la cultura de acceso a la información pública.

  1. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO): da información sobre el acceso a los alimentos y las condiciones de la agricultura y ganadería. Estadísticas por países y regiones.  
  1. ONU-Habitat: este es el portal de Naciones Unidas sobre vivienda y desarrollo urbano. Le permite al periodista hacerse una imagen general sobre las condiciones de infraestructura en las que viven los más necesitados del mundo.
  1. Banco Mundial: su sistema estadístico ofrece indicadores para medir la pobreza y la desigualdad, como el índice de Gini o la renta per cápita. Esta fuente ofrece material técnico, pero también pone a disposición de los periodistas a técnicos que pueden traducir en un lenguaje más fácil esas estadísticas y documentos especializados.  
  1. EuroStat: sistema estadístico de la Unión Europea, que ofrece conjuntos de datos regionalizados o por cada uno de los países miembro, entre otros, sobre industria, comercio y servicios; ambiente y energía; población y condiciones sociales, y ciencia, tecnología y hábitos digitales.  
  1. Agencias federales de Estados Unidos: para los periodistas iberoamericanos la información de estas agencias suele ser clave porque ofrecen datos que no siempre son accesibles desde las agencias gubernamentales de los países de la región. Este sitio web  del Shorenstein Center on Media, Politics and Public Policy, de la Universidad de Harvard, recopila las direcciones de 13 agencias estadounidenses: http://shorensteincenter.org/
  1. Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal: este organismo de Naciones Unidas brinda estadísticas e información sobre asuntos de género, población, recursos naturales, infraestructura y desarrollo económico de la región, entre otros.
  1. Banco Interamericano de Desarrollo (BID): es la principal  fuente de financiamiento para el desarrollo de América Latina y el Caribe, y por tanto fuente clave para entender la inequidad en la región.
  • Agencias estadísticas de cada país

Otras fuentes para encontrar estadísticas de inequidad son las agencias gubernamentales, encargadas de recolectar y procesar los datos oficiales en los países iberoamericanos. Esa información sobre las condiciones de vida de las poblaciones, por supuesto, está sujeta a chequeo, sobre todo en aquellas naciones cuyo sistema estadístico es constantemente cuestionado o no hay una cultura sólida de acceso a la información pública.

Armamos un listado con los sitios web de las agencias de la región. Para consultarlo haga clic aquí.

Análisis

El otro componente para investigar sobre desigualdad propuesto por el periodista Caparrós es el análisis. Y para encontrar voces expertas, los periodistas pueden comenzar su búsqueda en las ONG y centros de pensamiento que trabajan en la región.

  • ONGs y movimientos sociales:

Estas organizaciones permiten confrontar la información entregada por las entidades estatales. Por su experiencia en el terreno, las ONG suelen tener estadísticas y estudios propios que buscan explicar el fenómeno.

Sin embargo, la periodista ganadora del premio Pulitzer Katherine Boo les aconseja a sus colegas no quedarse solamente haciéndoles entrevistas a las comunidades con las que estas organizaciones trabajan. Según Boo así se evita una mirada única sobre la desigualdad.

Tres ONG que trabajan para cerrar la brecha de inequidad en Latinoamérica son:

Oxfam: confederación de organizaciones que trabaja para combatir la pobreza y la desigualdad en 90 países, entre ellos los iberoamericanos. Los periodistas pueden encontrar en esta organización voces y estadísticas sobre servicios básicos, seguridad y condiciones de vida sostenible.

Children International: organización estadounidense que trabaja por mejorar las condiciones de vida de los niños y sus familias en situaciones de extrema pobreza, a través de programas de apadrinamiento. Sirven como fuente periodística para entender las características de la pobreza mundial, especialmente en Colombia, México, República Dominicana, Ecuador, Guatemala y Honduras, países latinoamericanos en los que hacen presencia.

Techo: esta organización presente en Latinoamérica y el Caribe trabaja para mejorar las condiciones de vivienda en la región. Como fuente periodística, a esta ONG se le puede consultar sobre la situación de vivienda de los latinoamericanos.

Centros de pensamiento e instituciones académicas

Otras fuentes que le ayudan al periodismo a interpretar la inequidad son la comunidad académica, compuesta investigadores universitarios o tanques de pensamiento. Entre ellas:

El Pew Research: es una organización sin filiación política que estudia las tendencias y problemas de los Estados Unidos y el mundo. Su página web suele ser un rico repositorio de información sobre política, religión, ciencia, medios y tendencias sociales.

Centro de Pobreza e Inequidad de la Universidad Stanford: investiga sobre la desigualdad económica en los Estados Unidos y las características de vida de la población inmigrante.

-Los centros de investigación económica de los bancos centrales de los países latinoamericanos, como el Banco de la República en Colombia o el Banco de México.  

Historias

Para completar el trinomio propuesto por Caparrós (historias + datos + análisis) está el trabajo en terreno: ir más allá del escritorio y en busca de quienes padecen la inequidad para entenderla y conocerla de primera mano.

En palabras del periodista Cristian Alarcón, salir a la calle es “experimentar lo que le ocurre al otro en el lugar del otro”.

Y para sacarle más provecho a la inmersión, es mejor observar, escuchar y explorar detenidamente más que dedicarse a preguntar.

“Escuchar y observar a menudo funciona mucho mejor. Revela mucho más sobre la complejidad de una persona que las respuestas que dan a las preguntas sobre sí mismos”, aconseja la periodista Katherine Boo.

Bonus>> Sitios para inspirarse y encontrar historias